La formación en línea interactiva con el profesor se ha consolidado como una
metodología que no solo aporta nuevos conocimientos y maneras de hacer a los
participantes, sino que tiene otras muchas ventajas, como la de reducir tiempos en
los desplazamientos o acceder a las clases grabadas, entre otras.
Las calificaciones, por parte de los responsables de formación y de los participantes,
están en una media de 3,4 sobre 4, por lo que es muy parecida a las calificaciones en
la metodología presencial.